martes, 18 de julio de 2017

¿Hasta qué punto me influye la genética?

Los muy entusiastas dicen que no tiene que ver y los desmotivados suelen usarla como excusa; pero, ¿qué dice la ciencia?


 
Por ChulucanasGym
Modelo: Henry Hernández*

Hablando en términos estrictamente clínicos, la genética sí influye en la construcción del cuerpo que deseas. Es decir, todas las características propias de tu ser y que te vienen heredadas por generaciones influyen en tu capacidad de incrementar masa muscular, o perder grasa corporal, o tener mayor resistencia, o tener mayor fuerza... o todas, o ninguna.

Sin embargo, la genética no determina por completo tu forma corporal final. Si bien no podrás cambiarla en su programación, sí podrás conocerla para irle sacando ventaja, o balanceándola al nivel que estás buscando a través de una dieta, un entrenamiento y un régimen de descanso debidamente diseñados y seguidos con toda la disciplina que te sea posible.

Es probable que también necesites suplementación, pero solo aplica en los casos cuando se pruebe clínicamente que tu cuerpo posee algún tipo de déficit o carencia y es necesario recurrir a la medicina para compensar allí donde falta. Cabe indicar que este 'empujón' extra siempre tiene que estar aconsejado por un médico o un nutricionista de confianza.

Pero, ¿cuánto tu genética te juega o no a favor? Lo primero que debes tener en cuenta es cuál es la forma primaria de tu cuerpo o biotipo, el que se constituye en tu primer indicador visible... a menos que quieras someterte a pruebas de laboratorio, que siempre serán mucho más seguras:

  • Si tiendes a estar delgado, por lo mismo no acumulas mucha grasa corporal y tu masa muscular es poca, tu biotipo podría ser ectomorfo.
  • Si tiendes a engordar, acumulas mucha grasa corporal (la que no debe confundirse con masa muscular), tu biotipo podría ser endomorfo.
  • Si tiendes a tener masa muscular sin necesidad de ejercitarte, no acumulas grasa corporal (o te puedes deshacer rápidamente de ella), y tu contextura siempre guarda rasgos atléticos, tu biotipo podría ser mesomorfo.
Ojo que los especialistas advierten que las personas no necesariamente podríamos tener un biotipo puro y éste tampoco se conecta forzosamente al color de  la piel; de hecho, es muy común que, debido a nuestro mestizaje, podamos tener biotipos combinados.


Dependiendo de cuáles sean tus metas deportivas, se tendrá que diseñar un plan que funcione específicamente a tu biotipo. Por lo general los ectomorfos y endomorfos requerirán un tipo muy especial de entrenamiento, y su capacidad de alcanzar el físico que buscan puede tomar varios meses o hasta años; en cambio, los mesomorfos podrían tomar unos meses en mejorar su forma y de allí apuntar al objetivo físico que buscan. Por eso, recuerda siempre que lo que parece funcionar en otra persona no necesariamente funcionará contigo.

Por otro lado, si no eres mesomorfo, no te desesperes ni busques 'soluciones mágicas'. Paciencia, buen humor y disciplina tendrán que ser tus constantes. 

Igual si eres mesomorfo, no peques de autosuficiente porque una cosa es tener algunas ventajas comparativas físicas respecto a otras personas, pero descuidarse no garantiza estar en forma.

en base a este primer dato y a tus objetivos de desarrollo físico, se diseñará tu plan de alimentación y tu régimen de entrenamiento. Aquí no podemos darte una fórmula de uso general; simplemente te recomendamos que dialogues mucho con tu instructor para realizar el diseño y tener algún mecanismo que permita controlar progresos (usualmente será las medidas corporales, el rendimiento en los entrenamientos, tu propia capacidad de motivación).

Lo que sí es común para todos los biotipos es el tiempo de descanso. Sea cual fuere tu actividad deportiva, ocho a diez horas de sueño profundo te permitirán recuperarte y construir la forma deseada.

Pero si tu estilo de vida no te permite tantas horas de descanso, debes trabajar seriamente en disciplinarte mediante un horario, el que seguirás con entusiasmo y actitud.



También lee estos artículos sobre dietas de entrenamiento.

* Henry hernández, el modelo de esta historia, es también un entrenador personal que vive en Chulucanas. Puedes contactarlo directamente a su cuenta de Facebook o dejarle una pregunta aquí abajo.

How Much Do genetics Influence On Me?

The very enthusiastics say it's not related and the less motivated use it as an excuse, but what does science say about?


 
By ChulucanasGym
Model: Henry Hernández*

Talking in strictly clinic terms, Genetics do influence on building the body you wish, what means your body's whole characteristics and those come inherited in you by generations influence in your capability  of increasing muscular mass, or losing body fat, or having more stamina, or being stronger,... everything or anything them.

However, Genetics do not determine completely your final body shape. If you can't change it in its programming, you will know it for taking it advantage or balancing it at level you're looking for, through diet, training, and a resting regime correctly designed and followed  as much disciplined as you can.

It's probable you also need supplementation, but it only applies in case when clinically proven your body reports some deficit or scarce, and it's necessary running to the medicine for compensating there where it lacks. It's good to mention  this extra puling has ever to be advised by  a trustable medic or nutricionist.

But, how much do genetics play in your favor, or not? The first you must have in mind  what your body's primary shape or biotype is, which turns into your first visible indicator... unless you want to have some lab tests, what will be ever much safer.

  • If you trend to be thin, so you don't accumulate much fat body, and your muscular mass is few, then your biotype could be ectomorph.
  • If you trend to get fat, accumulate many body fat (that must not be confused to muscular mass), your body could be endomorph.
  • If you trend to have muscular mass not working out  often, don't accumulate body fat (or you can undo it fastly), and your body shape ever keeps athletic features, your biotype could be mesomorph.
Look! Specialists warn that people don't have just one pure biotype necessarily and this is not strongly linked to skin color neither. In fact, it's very common that because of our mixture, we may have combined biotypes.

Depending on what your sport goals are, it would design a plan that works straight to your biotype. Generally Endomorphes and Ectomorphes  will require a very special type of training, and their capability to reach the shape they look for, can take many months or years even. Despite, Mesomorphes could take few months to improve their shape, so target to body goal  they're looking for. That's why  you have to remember that it could be working for one individual not necessarily works to you.



In the other hand, if you're not Mesomorph, don't desperate or look for magic solutions neither. Patience, good humor sense, and discipline will have to be your constants.

And if you're Mesomorph, please don't be self-sufficient because one thing is having some comparative physical advantages compared to other people, but uncaring doesn't guarantee  to keep fit.

Based upon this first tip and your body achievement objectives, your feeding and training plan will be designed. We can't give you here a formula for general using. Simply we recommend you to talk muchly to your trainer for doing the design and having some mechanism allowing to control the progress (usually body measuring, routines performance, your own motivation capability).

What indeed is common for every biotype is the resting time. Whatever your sport activity is, 8-10 hours of deep sleeping will you rcover and build the desired shape.

But if your lifestyle doesn't allow too many resting hours, you must work seriously on get disiplined through a schedule, that you'll follow enthusiastic, full of attitude.



* Henry Hernández, this article's model, is a Chulucanas-based personal trainer who you can contact directly on his Facebook account or leaving him any question below.

domingo, 25 de junio de 2017

Regresemos a la Naturaleza



Por Ronald Benites

Hay un lugar donde se pone a prueba todo el esfuerzo y sacrificio que desplegamos en el gimnasio: el medio natural, el aire libre, allí donde la electricidad y la tecnología son de uso limitado, donde somos nosotros en medio de la Creación.

Muy pocos recordamos, o queremos recordar, que mucho antes de que existieran las redes inalámbricas y los teléfonos inteligentes, los seres humanos teníamos que estar en forma para ir en medio de los bosques, las montañas y el agua buscando nuestro sustento. Hacía falta estar bien alimentado pero también tener los músculos fuertes y flexibles para podernos mover con rapidez, sagacidad y éxito; de lo contrario era imposible sobrevivir.

Incluso cuando nos fuimos organizando en asentamientos humanos como los pueblos o las primeras ciudades, la actividad física constante era básica para ganarnos la vida.

Conforme nuestro conocimiento permitió que la tecnología se desarrolle más, también hemos ido perdiendo esa conexión con ese medio donde nos desafiábamos y nos desafiaban a sobrevivir. En cierto modo, la comodidad de un techo y la inmediatez de un click nos ha ido despegando de nuestros espacios ancestrales, y aunque tratemos de recrearlos a pocos metros de nuestros hogares o dentro de ellos, no es lo mismo.




Por eso, para quien se exige constantemente en un gimnasio o un centro deportivo, el retorno a la Naturaleza no debe considerarse como una actividad extravagante sino necesaria, no como un hecho extraordinario sino como una costumbre continua.

La razón es tan simple como que el contacto con la Naturaleza nos revitaliza al respirar el aire puro, al obligarnos a estar en constante actividad física, a resolver nuestras carencias con creatividad, a maravillarnos con los procesos y las interacciones de los seres vivos y el paisaje... porque de ahí vinimos, y ahí tenemos que regresar tan frecuentemente como podamos para limpiarnos
el alma.

Podríamos decir que, desafortunadamente, nuestros espacios urbanos cada vez más ahogan nuestros espacios naturales, pero en cierto modo somos responsables de ese proceso al no plantearnos un crecimiento ordenado y un aprovechamiento más racional del medio y la forma cómo vivimos.



Por eso, es deseable que, además de pedir que nuestros servicios básicos estén debidamente implementados y satisfechos, también debemos incorporar el respeto y la conservación de nuestros espacios naturales en los que podamos intervenir preventivamente sobre nuestra salud física, mental y hasta espiritual. Espacios en los que no solo podamos realizar actividad física o practicar deporte, sino en los que también podamos meditar, producir alimentos saludables
y hasta seguir terapias de diferente tipo.
 
Nuestras autoridades actuales o aspirantes tienen allí un punto de agenda interesante que no deben obviar, sino promover, gestionar y defender.

En lo personal, disfruto mucho de estar en contacto con la Naturaleza: siento que limpio mi alma; y para fortuna hay muchos espacios alrededor de Chulucanas,
mi ciudad, donde puedo disfrutarlos tras avanzar unos pocos minutos sea a pie, corriendo, o en bicicleta (de hecho, las fotos de mí mismo en este artículo fueron tomadas en este lugar). 
 

Aunque confieso que tengo una gran debilidad por la sierra, por la que siempre voy a sentirme maravillado. No sé. Quizás algún día llegar a vivir allí,
comer rico y saludable, ejercitar mi cuerpo y mi mente mientras escucho a los animales o el agua de los arroyos como fondo... en fin, regresar a ese espacio
donde alguna vez el ser humano aprendió a ser humano.


Let's Return To Nature


By Ronald Benites

There is a place where all the effort and sacrifice we display at the gym is tested - the natural mean, outdoors, right there where electtricity and technology are limited use, where we are among the Creation.

Very few of us remember, or want to remember, that much before wireless and smartphones existed, human beings had to be in-shape for going amid the forests, the mountains, and the water, looking for our livelihood. It was necessary to be well fed but also having strong and flexible muscles for moving forward fastly, sagaciously, successfully. Despite it, surviving was impossible.

Inclusive when we were setting down as human settlements as towns or first cities, constant physical activity was basic to sustain our life.

As our knowledge allowed the technology developed muchly, we also were losing the connection to tat mean where we encourage or were encouraged to survive. In some sense, the confort of a roof or the immediacy of a click have been taking off our ancestral spaces, and altough we try to recreate few yards away our homes or inside them, it's not the same.



So, for who works out hard constantly at the gym or a sportscenter, the return to Nature must not be considered as an extravagant but necessary activity, not like an extraordinary milestone but a frequent habit.

The reason is so simple as the contact to Nature revitalize us when breathing pure air, forcing to be in constant physical activity, solving our lacks with creativity, getting amazed by the processes and interactions of living beings to the landscape... because we came from there and we have to return there as often as we can for cleaning our soul.

We could say that unfortunately our urban spaces drown our natural spaces much more everytime, but we are responsible in some sense about that process when we refuse to propose an ordered growing and a more rational exploitation of the environment, and the manner we live.

So it's desirable that we must incorporate the respect and conservation of our natural spaces where we can intervene preventively for our physical, mental, and even spiritual health, also demanding our basic services to be correctly implemented and satisfied. Spaces where we can practice physical activity and sports, meditate, produce healthy food, and even follow therapies of diverse kind too.



Our actual or aspirant authorities have there a straight interesting agenda item they must not skip but promoting, managing and defending.

Personally, I enjoy a lot being in contact to Nature. I feel I clean my soul, and there are fortunately many spaces around Chulucanas, my city, where I can reload myself after going some minutes up by walking, running, or biking (actually, the pictures of myself on this article were taken in this place).



But I confess  I have a big predilection by the mountains, abouth those I am going to feel ever wondered.  You know. Maybe become living there some day further, eating tasty and healthy, working out my body and soul while listening to the animals or the creeks' water in the background... in the end, returning to that space where the human learned once upon a time to be human.


martes, 6 de junio de 2017

En forma para salvar vidas


Buscar la perfección en el deporte para servir al resto sin esperar nada a cambio.

Por ChulucanasGym

Muchas personas, quizás incluso tú, podrían tener como meta trascender mediante el deporte, lo que muchas veces significa prepararse a conciencia, competir y ganar. Sin embargo, hay quienes se han planteado perfeccionarse en un deporte para dar un paso distinto, pero no más ni menos importante: ayudar al resto. Y no estamos hablando de enseñar un deporte o una disciplina para que el resto la practique y extienda, sino ponerse al servicio de su comunidad tras hacer del deporte una de sus formas de vida.

Es el caso del empresario David Villanueva (44), de la ciudad de Lima, quien toda su vida se ha caracterizado por ser deportista, llegando incluso a integrar un equipo de fútbol en segunda división. El gimnasio llegó a ser un espacio tan habitual para sí mismo que también lo buscaba cada vez que salía de viaje. 


  
"Lo hago porque me gusta", explica tratando de dar una razón que lo motiva a estar en constante actividad física.

Pero el tema va más allá de un simple gusto. En los últimos meses toda la visión de su vida cambió cuando decidió postular al Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Perú, una de las instituciones más queridas, incomprendidas y a veces maltratadas, del país.

"el trabajo de un bombero consiste en salvar vidas", comenta, y para éso, el entrenamiento que David ha tenido toda su vida (y específicamente el cardiovascular) es clave especialmente en términos de resistencia y fuerza, lo que se pone a prueba en los rescates.

Además de su instrucción teórica, todo bombero debe incorporar una rutina de actividad física que le permita estar siempre listo cuando la emergencia se presente. en el caso de David, no hay límites en cuanto a tipos de rutina más que el hecho de estar en constante actividad física.

¿Por qué una persona muy talentosa y hábil de pronto cae fascinada ante la posibilidad de servir al resto? La respuesta más apropiada es la vocación, es decir, las ganas de hacer lo que más nos gusta para conseguir el bienestar del resto, sin recibir nada a cambio excepto la satisfacción de sentirse útil.



Mucha gente busca ese estado en la vida profesional o hasta religiosa por el simple afán de trascender, de ir más allá. Algunos deportistas suelen hacerlo mediante la caridad, es decir, aportando sus ganancias para que el resto viva mejor (y ejemplos hay por cientos). 

Pero lo de David va en una dirección más práctica y cercana, que impacta directamente la vida del resto: salvar cada una a la vez. ¡Ojo! No es que la manera cómo David actúa sea mejor o peor, sino que puede ser una opción que podrías considerar para darle sentido a esas horas de esfuerzo, sudor, disciplina y resultados. 

"No es fácil porque incluso tienes que sacrificar tiempo, como el que pasas con tu familia, los fines de semana, las fiestas o los amigos", acota David, y es parte de todo el paquete que aceptas con el mayor entusiasmo, más aún si tenemos en cuenta que los bomberos en el Perú no reciben ninguna remuneración por su trabajo (por eso lo de 'voluntarios').


 

Si vas por ese camino, conversa directamente con David, busca información en la Compañía Salamanca 127 o en la estación de bomberos de tu localidad. 

¡Ah! Y nunca olvides tener a mano el número de emergencias para usarlo cuando verdaderamente hay una emergencia.


 

Fit to save lives



Looking for perfection in sports to serve the people owing nothing in return.

By ChulucanasGym

Many people, even you, could transcend through the sports as a goal, what means to be prepared consciously, compete and win.  However, there are who set up to perfectionate in a sport for stepping ahead different but no more no less important - helping the people. And we're not talking about teaching a sport or discipline for the rest to practice and spread, butserve the community after making the sport as one of your ways of life.

That's the case of Lima-based businessman David Villanueva, 44, who used to be a sportsman his whole life, becoming a soccer player in a second division team even. The gym became an usual space for him, that he also looked for it everytime he traveled around. 



 "I do it because I like it," he explains trying to give a reason that motivates him to be in constant physical activity.

But the issue goes beyond a simple like. Last months, his whole vision of life changed when he decided to postulate in Peru's Volunteer Firefighters General Corps, one of the most loved, misunderstood and sometimes mistreated institutions in the country.

"The firefighter's job is saving lives," he comments, so the training that David had along his life (cardiovascular, specifically) is key in terms of stamina and power, what is under proof during rescues.

Each firefighter must incorporate a physical routine activity in addition to the theoretical learning, that allows to be eveready everytime the emergency breaks. In David's case, there are no limits about routine types more than being in constant physical activity.

Why does a very talented,skillful dude suddenly fall fascinated  by the chance to serve the people? The most approppriate answer is vocation, what means the will to do what we like much for getting the people's wellness, owing nothing in return but the satisfaction of feeling useful.


Many people look for that state in proffessional, religious life as well because the simple propose to transcend, go beyond. Some sportsmen use to do it through charity, giving their gains for the people to live better in other words (and there are hundreds of examples). 

But David's goes in a closer, more practical way impacting directly the people's life - saving each one at a time. Hey! This is not about the way David acts to be better or worst but it can be a choice you could consider to make sense for those hours you worked out hard, sweated, disciplined and achieved. 

"It's not easy because you even have to sacrifice time as you spend with your family, weekends, parties or friends," David stresses, and it's part of the whole kit you accept enthusiastic, especially if we have in mind that the firefighters in Peru are not remmunerated for their work (that's why they're volunteers).


If you go up through that way, talk directly to David, look for information at 127 Salamanca station or the fire station closer to you.

Oh! And never forget to have the emergency number available to use it when a real emergency breaks.




miércoles, 17 de mayo de 2017

¿A quién quieres parecerte?


Están en las revistas o la web, o en tu mente o justo en tu espejo: ¿Qué es mejor?

Por ChulucanasGym

Cuando se comienza a entrenar una disciplina, como el fisicoculturismo o el fitness para poner un ejemplo, es inevitable que busquemos un reflejo o referente que se convierta en nuestra meta de desarrollo deportivo.

"Me gustaría parecerme a..." es una respuesta usual entre los novatos y las novatas, quienes en muchos casos terminan investigando la vida de esos y esas referentes al punto de concretar ese deseo.

¿Ésta es una actitud positiva? Depende; así que analizemos los tres posibles escenarios en cuanto a referentes: modelos, arquetipos y egófilos.

Los modelos, por definición, son todos y todas referentes que han llegado a desarrollarse al punto que su nombre y su imagen están fuertemente asociadas y posicionadas en la disciplina que practicamos. Muchas veces están sujetos a la dictadura de la moda; así, el modelo que hace cuarenta años era la idolatría de muchas personas probablemente se le haya reemplazado por otro conforme ha pasado cada década o cada rango de tiempo.

Lo positivo: En la medida que se le asuma como un mentor o una mentora, es decir, alguien cuyo buen ejemplo es digno de imitar. 
Lo negativo: Creer que todo lo que le funcionó me va a funcionar también, cuando lo primero que debemos tener en mente es que ningún organismo es igual a otro, incluso si existe una fuerte influencia genética.

Los arquetipos son las ideas positivas que nos hacemos de algo o alguien y que suman un conjunto de características específicas o muy específicas sobre lo que consideramos perfecto. No necesariamente responden a un nombre, sino que resultan de nuestro propio conocimiento y que se refleja en diseñar nuestra propia idealización. Dicho de otro modo, es como un o una modelo con cuerpo pero sin una cara en especial, tampoco un nombre en particular. No es un "quiero ser como..." sino un "quiero ser...". en algunos casos, los arquetípicos podrían parecerse unos doctores Frankenstein tomando un brazo de acá, una pierna de allá, un torso de más allá, al extremo de concebir al cuerpo humano como un conjunto de fichas intercambiables.

Lo positivo: No hay una obsesión por seguir a alguien puntual, sino que termina siendo una suma de todo para crear alguien muy distinto, que no existe, pero que se convierte en nuestra meta.
Lo negativo: que nuestro arquetipo exceda tanto nuestras expectativas que se convierta en una obsesión inalcanzable, al punto de que genere cierto sentimiento de culpa o frustración.

Los egófilos no miran a nadie ni piensan en un ideal; solo avanzan tanto como pueden y su desarrollo actual constituye su meta final o parcial. Es difícil precisar si ésto es un síntoma de mucha vanidad, de mucho autoestima o un raro híbrido entre ambas; pero no están pendientes de nadie ni de nada como referentes: ellos y ellas son su propio modelo y arquetipo.

Lo positivo: Puede que sean más realistas a la hora de fijarse metas sin caer en la obsesión compulsiva de parecerse a alguien más o a algo superior.
Lo negativo: podrían caer fácilmente en el conformismo, al extremo de no establecerse metas siquiera; solo entrenar a lo que venga.

El consejo para instructores y alumnos es que se tomen el tiempo para hablar de forma personal acerca de las metas deportivas de cada quien. El instructor debe tener mucho cuidado de no crear un prospecto que se obsesione, se frustre, sienta culpa o se conforme con facilidad. El alumno debe tener en cuenta que el entrenamiento debe tener dos aspectos: disciplina y amenidad; si tu actividad deportiva es otra causa de estrés, entonces no está cumpliendo con su meta de ser un estilo de vida saludable.

Autoconocerme sabiendo cuáles son mis ventajas y limitaciones, y saberlas trabajar a mi favor, podría ser el punto de partida para todo. Luego, elegir un modelo, diseñar un arquetipo o ser un egófilo será una decisión muy personal basada en la razón antes que en la emoción.